miércoles, 9 de febrero de 2011

HOMENAJE A LA CIUDAD CAPITAL COBIJA


NOCHE TROPICAL (Prosa poética a la ciudad de Cobija)

Se dice Noche Tropical a las horas que cruzamos despiertos por la ciudad que antiguamente fuera “La Perla del Acre”. Es entonces cuando se siente en carne viva y en el centro mismo del corazón, la dulzura del silencio, la paz de la lejanía, ¡Tan intensa y tan profunda se la siente! Es la noche que parece el día, despierta, latente, vibrante a la luz de la luna y las estrellas. Para todas aquellas personas que conocen el pasado y el presente de esta encantadora ciudad, ella se muestra aún con el encanto de su natural lozanía, pureza y juventud, colmada de ilusiones, de ensueños, de fantasías y de eternos amores chapados a la antigua, conquistando y desarrollando los romances bajos el trinar de la aves, las mortecinas caricias de las brisas del acre, la música de los vientos tibios que halagan los semblantes de los tranquilos habitantes. En esta ciudad el subdesarrollo es felicidad, porque no existen industrias contaminantes, ruidosas máquinas de transporte y los lugares de diversión nocturna se cierran poco después de la media noche y todos respetan el sueño de los demás.

En las plazas silenciosas se puede oír el concierto de ranas y mosquitos, trinar de cuyabos y de búhos, lejanos ladridos de perros guardianes y el cantar de los gallos por la madrugada y al amanecer irrumpe vibrante el cantar de aves que abundan en los árboles gigantes que adornan la ciudad, para despertar y seguir viviendo en la sencillez, naturalidad y humanismo de sus moradores.

En las calles enlosetadas quedó la historia como huella eternizada por los recuerdos del imperio del caucho, época de oro y abundancia económica temporal (1890-1940) tus noches eran otras por la circulación de libras esterlinas con motivo del auge de la goma, cuando se erigieron centros de comercio de diversos tipos para los pocos habitantes de la época, cuando vinieron comunidades de más de treinta países europeos, norteamericanos, japoneses, libaneses, italianos, árabes y otros. Esos grupos extranjeros constituyeron la base cultural de la ciudad con una forma de vida de primerísima categoría, de aquello aún existen familias descendientes que no cambian estilos de vida ni dejan de ejercer lo que heredaron de sus ascendientes.

Por los inmigrantes extranjeros que vivieron y por los vivos que aún te gozamos, seguimos en la simplicidad y grandeza de espíritu. Los nuevos grupos de inmigrantes te reciclan y pretenden vivirte en su pobreza y tú los acompañas como nueva creación, también los reconoces, son parte de ti, están aquí para vivir de lo que tú misma les das. ¡Oh!, bendita “Perla del Acre”, la vida entera me pasaría escribiendo de ti, y no me importa la poesía, ni la rima, porque en esta visión habita el alma mía.

Elsy Alpire Vaca

Autora.

(Homenaje a la ciudad de Cobija en su 105º aniversario de fundación) Verano del 2011.

6 comentarios:

CANTACLARO dijo...

Gracias Elsy por invitarme a conocer tu blog, tu obra escrita y conocer de tu hermosa tierra.

fuerte y fraterno abrazo,

Ana Lucia

.

manuel fernando dijo...

Hola mi buena amiga, pasé por aquí sin apenas hacer ruido para saludarte y también agradecerte tus bonitos comentarios. Precioso y hermoso todo lo que escribes, bonita homenaje, que tú haces plasmando tus lindas palabras a esa hermosa ciudad Cobija, gracias por compartir. Que pases un buen fin de semana lleno de sensaciones positivas. Un beso desde la distancia de un amigo

Doña Bostezos dijo...

Que bella entrada...que emoción despierta en ti esta ciudad...

Fugaz dijo...

Solo me haría falta cerrar ahora mis ojos, rememorar estos retazos de ciudad que nos has compartido y sentir que ahí estoy, que recorro esos lugares que con tantisimo cariño en tus letras nos compartes.

Un placer leerte Elsy!!!

Anónimo dijo...

ELSY..he visitado tu pagina y está muy linda con mucha poesía y buenas fotos...te felicito..Daniel

manuel fernando dijo...

Hola mi buena amiga, pasé por aquí sin apenas hacer ruido para saludarte y también desearte un feliz fin de semana lleno de sensaciones positivas. Un beso desde la distancia de un amigo.